sábado, 25 de marzo de 2017

MESA Y TABLA DE LOS TRES REYES.

MESA Y TABLA DE LOS TRES REYES CON ESQUIES. Invernal desde Lescún con esquies.

Pinadé y Gran Billaré, valle de Lescún camino de La Sanchese.


  Mario quería hacer esta preciosa montaña juntos como parte de nuestro proyecto " Bien bien, soñando montañas", pese a que los dos la habíamos subido por separado una vez iniciado este laborioso plan de hacer algunas de la cimas mas interesantes del Pirineo dedicadas a nuestro amigo José  Luis.
Aguja de Bidet y la muralla de Les Orgues d´Camplong.

  Con esquíes las rutas mas interesantes son desde Francia, desde Linza aparte de haber poca nieve por ser cara sur resulta que hay que poner y quitar focas a la ida y la vuelta.
Foto una vez superado el repecho inicial, se ve el giro que hace la pista hacia Anapia.
  Pasamos a la france por el túnel del Somport, hay que internarse un tramo en Francia por un valle precioso por una carretera que para alguien de Alcañiz como yo es una gozada. Como anécdota pasamos junto al Fort du Portalet donde fue recluido por un tiempo el Mariscal Petain al final de la Segunda Guerra Mundial. Hay que estar atentos para no pasar de largo el desvio a Lescún a mano izquierda.

Vertiente norte del Billaré.

  Una vez en Lescún debemos seguir las señales hacia "Sanchese", la pista forestal está asfaltada en la primera parte. Cuando llega al fondo del valle hace un gran bucle girando hacia la zona del Pertrechema ( Ansabere) y regresa a Lescún, en una curva a la izquierda no hay que cruzar el vado del rio, un ramal de pista sigue recto hasta un puente que lleva justo al inicio del sendero.

Cota 1500 m., por fin nos calzamos las tablas antes del refugio.
  La senda sube decidida a la derecha del barranco de Anaye, es el de la espectacular cascada de enfrente. Para empezar la jornada se hace pesado subir el camino con la mochila cargada, para colmo nos toca apartar alguna rama rota por la nieve. Una vez en el bosque el camino se hace mas llano progresivamente, el lugar es bonito con las cascadas del barranco, el hayedo y los paredones que nos rodean.


El sempiterno mar de nubes frances, abajo queda el buen refugio libre d´Anaye.
  La nieve aparece de forma discontinua y hasta la cota 1500 m. no nos calzamos los esquies, dejamos a un lado el refugio de . Vamos subiendo cómodamente por la ladera norte del valle sin alejarnos mucho del fondo. Hoy nos hemos dejado el equipo de rescate de avalanchas en el coche pero en el caso de haber riesgo de aludes este valle es poco recomendable por su orografia.

Cerca del llano de Marmitou la cota 1800 m.
  En la cota 1800 m. se llega a un llano donde están los manantiales de Marmitou, la opción mas cómoda es seguir mas bien por el fondo del valle que gira algo hacia la izquierda, de seguir recto  hacia el collado de Insole o de Anaye iríamos hacia el Anie que se encuentra justo encima de los cortados de nuestra derecha.

Rumbo del collado d´Ourtets.

  Entramos en un circo del que salimos por su derecha alcanzando por pendientes moderadas el collado des Ourtets  2146 m. La ruta continua hacia el sur por el lado derecho de la amplia cresta, ya dentro de Navarra. En el Anie hay una pequeña romería, pero nosotros vamos solos y la verdad es que es un privilegio hacer montaña así con la cantidad de gente que se ha echado al monte estos últimos años.

Subida cómoda , detrás vemos el Añelarra.
Encima tenemos la cara norte de la Mesa de los Tres Reyes.
  A los 2300 m. de altitud aparece alguna placa de nieve dura que nos obliga a poner cuchillas hasta el collado entre la Mesa y la Tabla de los Tres Reyes, cota 2386 m. A la izquierda tenemos la Tabla de los Tres Reyes 2421 m. que tiene unas vistas estupendas y es una ascensión con esquíes sencilla por la ruta de hoy.

Pico de Pene Blanque.

   Nosotros esperamos un poco en el collado a que baje de la Mesa de los Tres Reyes un grupo del CAU de Zaragoza, como me temía hay poca nieve en la vertiente norte del pico y es poco recomendable bajar por allí, al final bajan por la cara sur que no tiene nieve. Al verles bajar tan despacio la ruta parece mas difícil de lo que por suerte acabara resultando.

Marcada en rojo la ruta aproximada por la cara sur desde la cresta y en rojo discontinuo la mas usada en verano.
  Por fin  atacamos la montaña, la pirámide cimera presenta unos 45 metros de dificultad, por la derecha con mas nieve se puede subir 45-50º con cuidado ( Sin nieve hay una chimenea de IIIº).

Detrás queda la Tabla de los Tres Reyes.
Terreno expuesto pero fácil sin nieve.
  Por la izquierda de la cresta, que en este tramo esta bastante tiesa, IIIº, evitamos el tramo mas vertical gracias a una cornisa estrecha y colgada sobre un cortado en la que encontramos agarres de manos para ir mas tranquilos I-, es casi un sendero, llegamos a un punto donde debemos subir por una amplia chimenea hacia la cresta, 10 metros de II- muy empinados pero con bastantes agarres no del todo fiables por ello mucho cuidado a la hora de agarrarnos y con la caída de piedras.

La belleza nos rodea, buen ambiente y dificultades las justas.


  Se sale a la arista cimera ya sin dificultades cerca de la cima, solo un paso mas afilado requiere atención. La Mesa de los Tres Reyes de 2446 m. es una de las cimas clásicas del Pirineo, por su alpina parte final hay mucha gente que no la sube en invernal y se conforman con la Tabla.
 Buen paisaje, buena temperatura y solos en la cima, un privilegio sin duda.

Parezco calimero con ese casco, precioso paisaje en todas direcciones.
Al fondo Añelarra y Anie.

Mirada hacia Navarra y el mar de nubes francés.

Foto del momento Soñando montañas junto a la maqueta del castillo de Javier, va por ti José Luis.

Gran Billaré e ibón de Lhurs helado.

  La bajada es bastante mas sencilla de lo esperado. Si aciertas con el punto de descenso y bajas tranquilo, pese al patio que hay por debajo, no hay problema con la roca seca, esta canal-chimenea de la cara sur está antes de que la arista se vuelva vertical.

Preciosa vista de la Tabla de los Tres reyes que mide solo 23 metros menos.

Tomando la canal sur desde la cresta, al fondo la Aguja de Ansabere y el Petrechema.
  La Tabla de los Tres Reyes 2421 m., donde convergían los reinos de Navarra, Bearn y Aragón que bonico eres, queda cerca y la subimos con las tablas claro está.

Cara este de la Mesa, en naranja la vía por la cara norte es la via recomendable con mas nieve, en rojo la via fácil sin nieve por el sur.
  La bajada no fue tan plancentera como me habría gustado, dado que pese a los años que llevo haciendo esto, mi técnica no es precisamente depurada, ni mi estilo de esquiar elegante, por eso con la nieve cambiante entre dura, costrosa y pesada hubo tramos poco agradables. Al llegar a la parte superior del circo quería bajar una preciosa pala virgen pero no encontramos su entrada y acabamos en un corredor de 40-45º, me encanta bajar corredores de ese tipo esquiando pero con esa nieve dura y costrosa no fue muy gozoso si no mas bien esquí de supervivencia.

Gran y Petit Billaré.
  Al salir del plateau del circo seguimos unas huellas que hacen una media ladera bastante alta para evitar remar en algún tramo, la verdad es que se hace algo larga y aburrida. Por fin mas abajo pillamos alguna pala con buena nieve y casi parecía que se esquiar bien.
Se acabó el momento de que fuesen los esquíes los que nos llevasen.
   Dejé algunas fotos del paisaje para la bajada esperando tener mejor luz, pero nos encontramos con que las nubes entraron al final del valle y se fastidió la cosa, aun apuramos con los esquíes puestos hasta la cota 1400 m.

Despues de recorrer una ruta tan bonita no molesta tener que portear, somos felices de ser montañeros.
  Por fin tras dos rutas sin la cima principal con Mario ya nos tocaba rematar la faena, otra etapa mas cumplida de nuestro ambicioso homenaje a nuestro amigo.
Cascada del barranco de Analla.
  Continuará por que no sabemos vivir sin soñar montañas...
  

miércoles, 1 de marzo de 2017

ARRIEL Y PEQUEÑO ARRIEL CON ESQUIES.

Arriel 2824 m. y Pequeño Arriel 2679 m. con esquies. Parece que estamos malditos Mario y yo cuando José Luis no nos acompaña, ya van dos salidas sin la cima principal.
El Arriel a la derecha visto desde el principio del camino desde La Sarra,

 Ya tocaba una de las grandes cimas de la lista de José Luis, el Arriel aunque solo tenga 2824 m. de altura es una pedazo de montaña de las mas atractivas del Pirineo.
Las hayas ocultan al Arriel durante la subida por el camino a Respomuso.

   Mario y yo salimos con ganas desde La Sarra, la nieve acumulada nos obligó a dejar el coche junto a la central eléctrica.  La montaña está preciosa y la verdad es que hacia tiempo que no estaba tan a ilusionado andando por el monte pese a llevar las tablas en la chepa, cosa normal cuando el monte que toca es el Arriel y me acompaña un pedazo de alpinista como Mario. Al llegar al desvío que lleva hacia el pico de Arriel, bien señalizado actualmente, vemos que no hay huella cosa mas que normal puesto que lo expuesto de la vía normal hace que poca gente lo suba en invierno.
Preciosa la Peña Foratata al fondo, en esta zona se ven los estragos provocados por los aludes.

  Optamos por no calzarnos las tablas hasta prácticamente la salida del bosque, impresionan los estragos producidos por las avalanchas que barren el barranco de Garmo Negro.
Al fondo El Ferraturas y el Soques, por la pala de la derecha se ganaria el escarpe para luego flanquear hacia el barranco de Soba.

   Mi amigo Agustín Tomico en su libro clásico de "105 Itinerarios de esquí de montaña por el Pirineo Aragonés" recomendaba ganar altura por la izquierda del Barranco de Soba para luego volver a él en la cota 2200 m. evitando así un tramo estrecho en inclinado del mismo, en vez de seguir el consejo nosotros optamos por seguir cómodamente el fondo del barranco para al llegar al tramo difícil girar a la derecha y sin problemas ganar la parte llana del barranco en la cota 2200, el inconveniente de esta opción es el riego de caída de piedras y avalanchas desde el Arriel.
Enfrente se ve claramente el tramo encajado del barranco y a la derecha el Arriel.


Cara Oeste del Arriel, vemos algún corredor interesante.
  Yo como tengo problemas con las focas opté por ponerme en algunos tramos los esquíes en la mochila lo que nos retraso bastante.
Al fondo la Sierra de la Partacua, queda claro que el descenso esquiando no es dificil.


Pico de Soques y pico y collado de Soba.
 Por fin tras una buena soba  remontamos el barranco de Soba hasta el collado de Arriel a 2602 m. de altura.
En verde la ruta mas clásica en invierno, en naranja la recomendada por A. Tomico y en rojo la nuestra.


  Las vistas son extraordinarias ya sea mirando hacia el Palas y Balaitus, como hacia el Soques que desde aquí se muestra espectacular, por fin vemos gente que ha venido por la vertiente francesa desde el Caillou de Soques.
Collado de Arriel, al fondo el Palas y Balaitus o Pico de los Moros.


  La cara norte del Arriel presenta una pala por donde algunos reseñan la vía normal de invierno, pero si con la nieve en buenas condiciones es tremendamente peligroso al estar sobre un cortado de mas de 200 m. hoy la verdad es que no es nada recomendable con la nieve en condiciones regulares y mucha roca asomando.
Subiendo ya por la cara oeste del Arriel 40º-50º.
 Nosotros optamos por subir hacia la cara oeste del pico, ya desde el principio nos encontramos con la desagradable sorpresa de que en esta cara se ha acumulado una capa de nieve fresca que se alterna con tramos de nieve helada.
Ambiente alpino en la cara oeste del Arriel.
 Vamos mas lentos de lo que querríamos, no hay huella y notamos que nos falta José Luis, no para mandarle a abrir huella si no por que con el habríamos parado a comer e hidratarnos como dios manda, nos falta energía para subir con la fluidez que nos gustaría.
Si alguien como Mario no se movía cómodo por este terreno no hay duda de que la nieve no estaba bien.

 Si al principio la nieve estaba mal y costaba subir por esta pendiente de 40º-45º, al superar un espolón de nieve que nos deja en la cara oeste propiamente dicha nos encontramos con una nieve asquerosa y sin consistencia, es algo tarde y por tiempo y por seguridad nos damos media vuelta a escasos 50 metros de la cima, estaba claro que esa nieve difícilmente nos habría permitido una progresión segura en la parte final que ronda los 50º y claro no se trata de bajar, que eso seguro que lo habríamos hecho, se trataba de bajar a una "velocidad controlada".
Normal que algunos califiquen de tobogán la cara oeste.

  Nos tocó bajar con cuidado porque se nos formaban zuecos a cada paso, vamos una bajada asquerosa.
  Ya llevamos dos salidas seguidas sin hacer cumbre y es algo a lo que no estamos acostumbrados y fastidia bastante, máxime cuando le quieres dedicar la cima a un amigo. Como consolación nos subimos al Pequeño Arriel 2679 m. que en invierno es mucho mas visitado que su hermano mayor.
Pequeño Arriel 2679 m. muy recomendable con esquies.


Foto desde la cima del Pequeño Arriel, el Balaitus y Frondellas presidiendo, a la derecha la cara norte del Arriel.
  Prácticamente se puede bajar desde la misma cima esquiando, allí coincidimos con unos navarros que nos comentaron que se alegraron al vernos dar media vuelta porque estaban sufriendo por nosotros, incluso nos preguntaron que si habíamos pasado miedo... tengo claro que el día que Mario o yo pasemos miedo en una ladera de 45º será momento de dejarlo.
Sin duda el Arriel es una de la montañas mas bellas del Pirineo.

 La ruta que queríamos seguir no plantea mayor problema para un montañero medio, nuestra idea era subir dejando a la izq. la cresta norte por una pendiente de hasta 50º para ganar la arista cuando pierde inclinación, unos pasos cuidadosos y se gana la cima, incluso hay gente que ha bajado la cara oeste esquiando.
Foto de cima, lástima que no llevábamos las camisetas de marcar pectorales para hacernos un selfie como hacen algunos blogueros cursis.
  Casi me dejo mas chafado que el no hacer cima el ver a los navarros sacar unos paquetes de pavo light para reponer fuerzas, no me fastidies donde están los navarricos de antes que llevaban chistorra al monte en vez de porquerías light, no se donde vamos a ir a parar ...menos mal que nosotros como buenos aragoneses llevábamos buenos bocatas de jamón de Teruel para que se vea donde hay clase.
Mario desfogándose.

  Como compensación la nieve estaba bastante buena para esquiar y hasta nosotros bajamos bien, mención especial el tramo encajonado del barranco que estaba bastante divertido con fáciles escalones y grietas que obligaban a pensar un poco. Luego el barranco se abre y antes de entrar en el bosque cruzamos el barranco de Garmo Negro por un puente de nieve para bajar una pala donde los aludes habían barrido los árboles, nos encontramos que los abedules estaban repoblando el lugar por lo que ese tramo no fue tan fácil como pensábamos, pese a todo logramos esquiar hasta la cota 1700 y menos mal porque la nieve en esa zona del bosque estaba ya asquerosa y te hundías hasta el fondo el corto tramo que nos faltaba hasta llegar al camino que sube a Respomuso.
Cerca del bosque vemos el Garmo Carnicero, aquí cruzamos al otro lado del barranco.

  Recomendable este reportaje del descenso de la cara oeste con esquies: http://www.fidelmendia.net/2011/04/arriel-cara-w.html  
  Mas info: http://www.komandokroketa.org/Arrieles/Arrieles.html 
                  http://deaquinopasamos.blogspot.com.es/2012/04/arista-no-150m-ii-y-descenso-cara-oeste.html  
  Ya estamos pensando en la siguiente cima de nuestra lista porque no sabemos vivir sin soñar montañas.