jueves, 9 de noviembre de 2017

Peña Ezcaurre, arista noreste.

Peña Ezcaurre, arista noreste. Disfrutando por parajes verticales en una larguísima escalada.

  13 de junio de 2017: De nuevo nos juntamos Mario y yo para hacer otra actividad de la lista del proyecto " Bien bien, soñando montañas". Mario puso sobre la mesa la arista noreste  de Peña Ezcaurre (Llamada también "Félix Mendez" y mal llamada por algunos simplemente arista Este ). Peña Ezcaurre tiene dos aristas que se proyectan hacia el este formando un gran circo en dicha vertiente, por ello hay que diferenciarlas como N.E. y S.E.), la verdad es que en plena ola de calor no apetece nada la idea, pero una actividad en altura donde haya que pisar nieve tampoco tiene pinta de ser mejor alternativa.

Arista noreste de Peña Ezcaurre.
  A última hora se nos une Juan, al cual ya conocía  de la ruta que hicimos por los Mallos de Ligüerri, como viejo amigo de José Luis esta encantado de unirse a esta ruta y dedicársela a J.L. al igual que nosotros. Esa noche me puse el disco Nocturnal de Amaral por prepararme para disfrutar de lo que nos esperaba.
 Valle de Ansó: Dejamos el coche en el collado de Arguibiela, cota 1280 m.,  a caballo entre Aragón y Navarra. Cuando nacimos y se nos dio a elegir entre ser guapos o ser inteligentes salta a la vista que elegimos ser guapos porque no hicimos bien los deberes y empezamos la ruta siguiendo equivocadamente una pista que sale desde el collado. La opción correcta era descender unos metros por la carretera hacia Ansó y en la primera curva sale un ramal del GR-11 hacia Peña Ezcaurre. La pista sube con buena pendiente y al rato nos damos cuenta que los 15 minutos que marcaban el desvio hacia la cresta han pasado ya y poca pinta tiene de estar cerca. Bastante arriba pasada media hora llegamos a una bifurcación, Juan se mete por la izquierda y trascurrido un rato vemos un hito en la inmediaciones del collado de Abizondo 1650 m. al que llegamos tras abandonar el camino que sigue la dirección de la Punta de Abizondo.
Dando una "vuelta" por el bosque.

  En el collado conectamos con el GR-11 la cual seguimos bajando hacia Ansó, la senda nos pareció demasiado directa e inclinada para ser un GR-11 que se recorre con mochila gorda. Por fin tras una hora Mario encontró el desvío hacia la arista noreste cota 1380 m., 45 minutos perdidos con un esfuerzo importante sumado a un caloracho y humedad considerables. La senda va horizontal hacia la mas que evidente arista noreste de Peña Ezcaurre, la cual se ve magnifica por su porte y dimensiones.
Terraza al inicio de la vía.

  La senda acaba en una terraza sobre un cortado a unos 200 m. por encima del rio Veral, por debajo hay vias de escalada y justo aqui empieza la escalada de la arista noreste. cota 1370 m..
Primera parte de la vía.

  Nos ponemos el arnes por si acaso pero empezamos a escalar sin usar la cuerda para ir mas rápidos y comodos. Se trata de una via de iniciación en vias largas de alta montaña, esta semiequipada por lo que hay que saber lo minimo de uso de fisureros y aseguramiento. Lo normal es usar la cuerda desde el principio puesto que la escalada es bastante expuesta en este inicio.

Prohibido fallar, estamos en el primer sector II-IIIº con algún paso aislado de IVº.
 Son unos 1000 metros de ascensión acumulada, la dificultad global es AD o AD+ y la dificultad máxima IV+, en general los pasos de IV son puntuales pero en lugares expuestos, predomina el IIº y IIIº con bastantes pasos de adherencia, por lo tanto lo normal es el uso de cuerda desde el inicio siempre que metamos seguros intermedios.


Ya sobre la cresta tras superar el primer sector bastante expuesto, cerca de superar el Primer Hombro
  Aunque somos lo bastante "guapos" para ir sin cuerdas, no somos tan tontos para no llevar el calzado adecuado, Juan y yo llevamos unas buenas zapatillas de aproximación perfectamente adecuadas para escaladas de Vº sin problemas y Mario unas botas de treking blandas y con buena suela, hay gente que sube con pies de gato pero no me parecen prácticos para esta ruta.

Juan en un tramo fácil de transición.
  Al empezar sobre un cortado pronto la sensación de trepar sobre gran altura se manifiesta desde el inicio. Esta zona empieza de IIº pero predomina el IIIº, la roca muy buena en general aunque hay que estar concentrado porque siempre hay alguna roca suelta. Toca algún paso encima del patio y aunque en algún punto podemos flanquear a la derecha y abandonar esta zona mas expuesta, seguimos hasta que es evidente que hay que salir por la derecha a la ladera. En esta primera parte recuerdo un paso de IVº que Mario paso sin enterarse, pero a mi me daba  respeto por la falta de buenas presas de manos y con el extremo de mi turgentes glúteos asomando sobre el vacío, por ello hay que estar atentos y llevar la cuerda a mano por si algún miembro de la cordada necesita seguridad en estos largos de IIIº.

Otra zona de II-IIIº, vamos buscando el filo preferentemente para seguir la vía original.


Pronto nos vuelven a tocar tramos de II-IIIº. Foto con dedicatoria a Larry.

   Ya bastante arriba dejamos esta sección aerea para entrar en la amplia cresta N.E., en la reseña de Picazo marcan aqui el Primer Hombro. El sector que viene alterna canales y placas de IIº-IIIº.
Según avanza la via la roca es excelente y da confianza su adherencia, atrás quedó el Primer Hombro.

 Juan nos señaló dos parabolt en una placa a la derecha pero optamos por ir a la izquierda hacia otro parabolt por unas canales de IIIº que están mas cerca del filo teórico de la cresta, una vez arriba vemos que los dos parabolt indicaban el inicio de un largo totalmente equipado con parabolts por una placa no muy vertical de III+.
Mario tanteando el resalte mas dificil.
 Como no nos pareció interesante seguimos hacia arriba pero ya sacando la cuerda puesto que en el siguiente muro se evidenciaba una sección de IVº con el paso clave de una bavaresa.

Resalte clave de la vía, por fin usamos la cuerda para algo mas que llevar peso en la mochila.
  Mario inició el largo semiequipado en el que metió un bicoin mediano por mas seguridad, es una placa un poco tumbada con una babaresa de IV+ donde los pies van en adherencia por un paso bonito y sin complicaciones.

Mario saliendose de la vía, tuvo que rectificar y subir por la bavaresa de la izquierda.
 Una vez superado este largo volvimos a recoger la cuerda en la mochila para no usarla mas salvo para un rápel, mas arriba superamos alguna placa expuesta de IIIº con dos pasos aislados de IV y IV+ según las reseñas, pero apenas nos enteramos ya que cuando estas concentrado, a gusto con la roca y con los compañeros de ascensión todo se hace mas fácil.
Terminando el único largo que hicimos con cuerda.
 Esta sección está semiequipada con algunos clavos con anilllas que a mi me daban poca confianza, las anillas están pasadas por un agujero de que  debilita dichos clavos que mas me parecen caseros que otra cosa.
Otro tramo de IIIº.
Paso aislado de IVº donde la roca daba confianza para ir a pelo.
  Una vez en la cima del Segundo Hombro tenemos una parte llana atravesando dos pasillos excavados en el filo de la cresta, la ruta sigue por una zona fácil Iº-IIº donde el calor nos obliga a subir despacio y en cuanto podemos buscamos algún paso opcional de roca mas vertical IIIº-III+ por jugar un poco ya que habiamos venido a escalar y al final está siendo mas trepar que escalar.
Cerca de coronar el Segundo Hombro.

Buenas vistas del circo de la cara este de Peña Ezcaurre.

Pasillo del Segundo Hombro.
Ambientazo, para subir al Tercer Hombro dejamos la via normal buscando pasos mas dificiles y entretenidos de IIIº.
  Desde la cima del tercer hombro viene una bajada para afrontar despues la trepada al Pitón del Rápel, esta parte vuelve a ser entretenida y tiesa con pasos de IIIº. El rápel es bastante aéreo puesto que la vista se pierde por una larga canal pero a escasos 15 m. vemos a nuestra izquierda una zona menos inclinada de Iº por la que llegar al siguiente collado.
Mario en su terreno natural sobre el Pitón del Rápel..

Rapel obligatorio que nos baja del Pitón del Rapel.
 Con cuidado bajamos un tramo a la brecha desde la que se empieza andando por otro tramo bastante empinado y pesado en busca de la canal de la izquierda. Estamos en otra zona con pasos de IIIº, eligiendo nosotros en su parte central el lado derecho por una chimenea con un bloque empotrado de III+, queremos trepar cuanto mas mejor y por la izquierda era mas fácil.
Subiendo por una chimenea de II-IIIº al Gran Pitón, abajo quedan el Tercer Hombro y el Pitón del Rápel.
.
Panorámica mirando hacia Ansó.
 Por fin llegamos a la cima del Gran Pitón,  desde el viene una buena bajada de 120 m  de desnivel que requiere estar atentos pese a no ser especialmente dificil ni expuesta. Nos espera la última parte empinada de la ruta.
Cima del Gran Pitón, de nuevo Mario dedicándole la escalada a Larry.
 En cuanto pudimos dejamos la ladera para subir por el filo de la arista que ofrece muy buenas vistas y una dificultad de IIº hasta la cima del Cuarto Hombro.
Bajando con cuidado del Gran Pitón.
Mario en la cima del Cuarto Hombro, "La montaña es su reino".
  Un descenso inapreciable nos lleva a la ladera cimera de Peña Ezcaurre 2045 m. por donde aún tenemos ganas de buscar algún paso de roca.
En cuanto podemos buscamos la roca para jugar como niños.
 Esta montaña tiene varias cimas y desde luego para su modesta altura unas vistas de vértigo hacia el río Veral situado casi 900 m. por debajo. La vía nos ha costado mas de 3´30 h. siendo lo habitual 3-5 horas de escalada.

A otro lado del río el pico Ruzquia se asemeja a un corazón...o eso nos parece a nosotros que somos unos románticos.


Cima de Peña Ezcaurre, cuanto desfaenado hay por el monte para "pingar" esas piedras.

Orgullosos y acalorados en la cima, dedicada a José Luis y Larry con toda nuestra energia.

Por esa arista hemos subido.
  Ha sido una ascensión bastante maja, donde hemos echado en falta mas pasos de IVº que diesen interés y categoría a la vía. Hay blogueros a quien no le ha gustado la ruta, pero solo por el paisaje ya merece la pena, si eres escalador te puede decepcionar pero por contra a un montañero poco aficionado a la escalada puede ser muy satisfactorio por ofrecer sensaciones de ruta "alpinista" sin grandes dificultades, es ideal asimismo para iniciarse en el mundo del alpinismo por estar semiequipada y poder practicar el uso de fisureros y la escalada de largos.
Desde abajo parece mas difícil de lo que es especialmente la primera parte.


http://www.todoescalada.net/ezkaurre.htm
http://www.evaragon.com/index.php?q=node/1434
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8177905

1 comentario:

  1. Hola Bruno.

    Una forma diferente de subir a la Peña Ezcaurre, parece que estáis en la Pedriza, aunque allí la adherencia es brutal, es una escalada más mental que física.

    Yo creo que con mi vértigo no me atrevería, a pesar de que no son pasos complicados, pero esos pasos tan expuestos, y sin ir encordado no es para mí.

    Prefiero subir por las vías clásicas, sobre todo por la parte Navarra, para poder disfrutar de esos preciosos bosque de hayas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar