viernes, 17 de noviembre de 2017

Via ferrata Royes de Piñana.

 Via ferrata de Les Royes de Piñana. Una pequeña delicia de vía ferrata.
Primeros metros de la vía, el equipamiento es de buena calidad.

  En los confines del este de Aragón, cerca de Castillonroy (Huesca) y junto al embalse de Santa Ana se halla el despoblado de Piñana que da nombre a una nueva vía ferrata oscense.
Mapa de acceso y retorno.
 Accedemos a la carretera de servicio del embalse desde la N-230 por un desvío situado junto a una enorme tubería blanca que cruza la carretera. Si venimos desde Alfarrás ( Lérida) a unos 4 km aprox. hay que meterse a la derecha justo antes de la tubería. Entramos en una estrecha carretera que seguimos durante unos 4´5 km hasta que tras una curva vemos a la izquierda una fuente y justo antes una pista a la izquierda que lleva a una zona de estacionamiento junto a un merendero, como este aparcamiento da servicio a los domingueros del merendero, a los senderistas que suben a la ermita de San Salvador y a los ferrateros que vamos a la ferrata suele estar concurrido.

Flanqueo de la vía ferrata.
  Cota 400 m. Mirando barranco arriba sale a la izquierda un evidente camino marcado como sendero local. Subiendo por el pronto vemos a la derecha una serie de agujas dominando un lateral del barranco, son las Royes de Piñana que supongo deben su nombre al color rojizo-anaranjado de algunas partes de sus paredes (Del aragonés "royo": Rojo, rojizo). Subimos por el camino y antes de llegar la altura de las agujas una flecha nos marca un sendero que desciende a mano derecha y luego asciende hacia la aguja central. Ya es visible el puente nepalí que une dos agujas.
Las Royes de Piñana.
  Una vez en su base vemos el desarrollo de la vía ferrata que ya desde su inicio indica que no es para principiantes, vertical e incluso con partes en ligero desplome nos obliga a ayudarnos de la roca para subir con menos esfuerzo, cosa que tanto a mi hijo Carlos como a mi nos agrada bastante, donde este la roca que se quiten las grapas. Mi pequeño no está acostumbrado a ferratas de este nivel , K4+, pero a pesar de que no llega al 1´70 metros de estatura subió bien gracias a su experiencia en escalada.
Inicio de la vía ferrata que deja claro su nivel de dificultad.

Carlos en el primer sector donde hay zonas en ligero desplome.
  Las grapas son mas pequeñas de lo habitual lo que dificulta el tema del equilibrio y escasean algo, pero para eso está la roca y los cambios de pie.
Las grapas son pequeñas y obligan a moverse con inteligencia, la verticalidad exige buena forma física.
  Tras el primer sector vertical, donde las grapas están algo separadas y hay que usar la roca obligadamente para subir bien, viene un flanqueo hacia la derecha mas fácil que el primer sector pero donde también hay algún paso chulo hasta llegar al último muro de la vía donde atacamos un pequeño desplome donde hay que usar la roca con inteligencia.
Empezando el flanqueo interrumpido por un paso vertical.

Nos acercamos al paso clave donde las grapas están puestas en vertical.
 Un corto flanqueo a la izquierda requiere un cambio de pies para terminar con un desplome la vía junto a la cima de la aguja. Altitud cima 562 m.

Una mirada desde la cima de la primera aguja.


El puente que une las dos agujas.

  Un corto descenso nos lleva al puente nepalí donde se nota que el equipador es bastante alto viendo lo altos que quedan los cables pasamanos, nosotros estábamos avisados y llevábamos sendas cintas exprés para alargar los cabos de anclaje y poder pasar mas cómodos. Mi chaval uso solo uno de los cables pasamanos ya que aunque es mas difícil le quedaban muy separados los cables.
Carlos pasando el puente nepalí, a la izquierda el embalse de Santa Ana

Cima de la segunda aguja, atrás se ve el puente.
  Gracias al puente alcanzamos otra de las agujas Royes de Piñana de la que descendemos a una brecha por un muro de unos 12 metros equipado con grapas, sencillo pero con una pequeña panza por darle un poco de emoción. No es una vía ferrata adecuada para niños pequeños ni para iniciación.
Descendiendo el muro donde acaba la vía, Carlos afrontando la panza.
 Desde la brecha subimos andando a la siguiente aguja desde la que seguimos los hitos que nos entretuvimos en reforzar y unas flechas metálicas ancladas en las rocas que nos guían por un incipiente sendero que va hacia la ladera de la montaña y luego desciende hacia la izquierda para buscar el camino de acceso.
 Una vez en el sendero podemos bajar hacia el coche o aprovechar para subir a la ermita de San Salvador que nos ofrece una buena panorámica local, nos supondrá cerca de 30  minutos adicionales para superar 200 metros de desnivel. Altitud de la emita 736 m y el Mont Pedró.
  Mas información en: https://www.rocjumper.com/via-ferrata/roies-pinyana-castillonroy-aragon/
 http://santialpino.blogspot.com.es/2013/05/montpedro-728-m-ermita-de-san-salvador.html


  - Aproximación: 15- 20 minutos        - Ascenso: 25 min.- 1 hora.    -  Descenso: 20 minutos.
  - Desnivel equipado:  100 metros.    - Longitud de la vía: 200 metros.   - Dificultad: K 4+ o D+

  Podemos complementar asimismo esta ruta con el sendero local que lleva a las Cuevas del Salgar una de las cuales tiene el acceso equipado a modo de vía ferrata. La forma mas segura de llegar a ellas es seguir por la carretera hacia el embalse y dejar el coche en una bifurcación con sendas barreras y señal de prohibido el paso, unos metros mas atrás hay una pista que sube montaña arriba y el poste de un sendero local que nos confirma que lleva hacia las cuevas.
  Cerca tenemos Baldellou al otro lado de la montaña que cuenta con una escuela de escalada. Tampoco queda lejos el Castellot de Baells que cuenta con una vía ferrata de iniciación muy curiosa.
 https://deandar.com/ferratas/via-ferrata-castellot-baells
 https://raulsakisworld.blogspot.com.es/2014/05/escalada-en-castillonroy-sectores-de.html
 http://fernando-espacioamorylocura.blogspot.com.es/2012/11/baldellou-valldellou.html
 http://www.lanochedelloro.com/reseespana/aragon_h_bbcf.html
  Incluso podemos pasarnos luego hacia Corçá ( Lérida) donde hay un buen número de vías ferratas de todos los niveles.

3 comentarios:

  1. Hola Bruno.

    Parece que poco a poco se van haciendo vías ferratas de calidad en Aragón. No sabía de su construcción, pero el hecho de que sea vertical, tenga varios desplomes, y sobre todo que haya que echar mano de la roca, me ha gustado mucho.

    Además parece que este invierno la van a ampliar y siendo que la zona de Corça no queda lejos, es una buena opción para pasar un largo día ferratero por la zona.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que queda un poco lejos y hay que complementaria con otra actividad. Un saludo

      Eliminar
  2. Mis 2 webs (sin publicidad) pueden interesarle a usted: yofrenoelcambioclimatico.blogspot.com (MENOS es MEJOR) y plantararboles.blogspot.com, un manual para reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles autóctonos en la misma comarca de su recolección. Salud. José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar