martes, 26 de julio de 2011

Fin de semana vertical.

Escalando en Andorra y Agüero. Del granito al conglomerado.
Paisaje desde la base de las Agujas de Engolasters.
ENGOLASTERS.
Como los peques no habían escalado todavía en granito nos acercamos a Andorra la Vella para escalar en los boulders de Coll Jovell y en las Agujas de Engolasters. Nuestro objetivo es que se diviertan, no tecnificarles, por ello elegimos vias sencillas como toma de contacto: La "Breche de Roland"(III+ -- hasta IVº) y la "El Ratolí"(IV+--IVº).
Carlos en la "Breche de Roland".
Jorge en un III+.

 


















  La escalada en granito es distinta a la que están acostumbrados, la escalada en fisuras necesita técnica y por supuesto confiar en los gatos en los pasos de adherencia. Aunque su graduación es distinta nos resultaron de una dificultad similar.

Jorge en el Ratolí IV+.
Carlos (7 años) bajo el techo de 7a.
  Tras comer aprovechando el frescor del bosque, nos subimos a las Agujas de Engolasters. Una buena subida acondicionada te deja en las Agujas, se trata de un grupo de peñas poco individualizadas con un granito de buena calidad, equipadas con parabolt y cuya dificultad va del IVº al VI b+. Su altura oscila entre los 15 y los 28 metros.
Fissura Carricrudo IVº.
Jorge alcanzando la aguja de El Dau.
   Nosotros solo hicimos la "Fissura carricrudo": 15 m. de IVº, corta pero maja, vertical con fisuras y placas en las que Jorge subió como un tiro.

MALLOS DE AGÜERO.
Agüero y sus Mallos.
  La vuelta a los Mallos de Agüero (Huesca) es una clásica senderista, si la realizamos en sentido contrario a las agujas del relog es apta para niños.
Agüero desde los Mallos.
  Hay una vía ferrata que facilita la ascensión al macizo de los Mallos. La ruta mas comoda para ascender se inicia en la parte superior del pueblo (Se accede por la carretera que sale a la derecha del cartel: "Agüero" existente poco antes del pueblo).
Cara Norte de los Mallos y su ferrata. En rojo el acceso y en naranja la variante para jabalies.
 Cota 710 m de altitud, justo antes de entrar en el pueblo hay sitio para aparcar, desandamos un poco por la calzada para coger el sendero señalizado que rodea los Mallos. Lo tomamos hacia la derecha (Noreste), en menos de 15 min el sendero sigue por unos metros el cauce del barranco, aqui dejamos la senda al Collado de S. Pedro por otra poco pisada que sale a nuestra izquierda.
Paisaje desde la cima de los Mallos hacia el Este. Ferratas cercanas.
  Esta senda marcada con hitos lleva a una vía de escalada y a la canal usada por los escaladores para descender (Que es por donde se sube con poca dificultad a los Mallos y está sobre el collado). Hay que estar atentos para no perder el sendero todavia poco trillado, ni desviarnos a la izquierda hacia las vías de escalada. Cerca de la canal se transita junto a la pared, es recomendable el pantalón largo y evitar el calor del verano.
Canal por donde discurre la vía.
   En unos 30 minutos te plantas en la base de la canal. Su orientación es Noreste y está vestida de vegetación en su primer tramo. Al poco de entrar te encuentras con una fina sirga a la izquierda que ayuda a evitar un tramo de vegetación. Trepada de IIº. Luego unos metros con tierra resbaladiza nos llevan a una gruesa sirga que nos asegura en los 22 metros restantes de trepada, donde la canal se convierte en chimenea y debemos escalar varios resaltes con una dificultad máxima de III+.
Vertical visión de la canal por donde subimos.
 El cable tiene los seguros muy separados y a mi se me enganchaba con la mochila en el resalte principal. Al final de la canal te encuentras con una ladera en pendiente hacia Agüero. Las cotas principales son fáciles de subir proporcionando estupendas panorámicas. La cota principal mide 962m.
Los Mallos de Agüero desde arriba.
  Para el descenso recomiendo realizar un rapel desde un maillón ubicado en el último tramo de pasamanos. Son 22 metros (25m. si queremos llegar al primer tramo de cable). La ruta es vertical y la roca no del todo fiable (Casco obligado).
Chimenea y la linea de vida, resalte III+.
  Acceso: 30 min.          Ascenso: 10 min.        Retorno: 1 h. por la ruta senderista circular, 30 min. por la misma ruta.        Dificultad: AD- como ruta montañera y D valorada como ferrata.       Orientación: Noreste.           Roca: Conglomerado.           Desnivel: 30 m de ferrata.        
Cara Oeste de los Mallos desde la pista al merendero.
  Para el regreso la mejor opción es por la misma ruta hasta la senda principal, una vez allí continuamos el ascenso hasta el Collado de S. Pedro 840 m. altitud. (Otra opción es desde la canal descender directos por una estrecha pedriza  acabando cerca del collado, los últimos metros son buscandose la vida entre la vegetación). La continuación es por una empinada pista que desciende por la otra vertiente. Al llegar a un llano un camino a la izquierda está marcado como sendero hacia Agüero, si proseguimos por la pista pasamos junto a una tejeria. Enseguida un poste nos invita a recorrer un sendero hacia Villalangua. Si lo seguimos en poco tiempo la senda pasa sobre un estrecho donde hay una pequeña cueva: O Foraz, merece la pena la visita.
Formación rocosa en la cueva de O Foraz
 Para proseguir la ruta desandamos hasta un cruce donde descenderemos por la senda derecha, por ella retornaremos a la pista que seguimos en descenso. Pasaremos cerca de un merendero con zona de baño (Respetando la prohibición de hacerlo aguas arriba por estar una toma de agua para el pueblo). Ya falta poco para llegar al pueblo. Es una buena combinación entre senderismo y/o ferrata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada